domingo, 25 de abril de 2010

CAPITULO IV
Técnicas de asepsia

1. Precauciones en el lugar de Trabajo:

  • Todo establecimiento destinado a realizar actividades de embellecimiento facial, corporal, ornamental, escuelas de capacitación y/o formación en estética facial, corporal y ornamental y establecimientos afines; deberán implementar técnicas de asepsia, que garanticen el control de los factores de riesgos biológicos y ocupacionales presentes en estos ambientes de trabajo.
  • Las áreas de trabajo deben disponerse de forma que el equipo nuevo o limpio y el sucio estén separados y no puedan mezclarse.
  • También es preciso desinfectar las superficies de trabajo entre uno y otro cliente.
  • Toda herramienta, equipo y utensilios destinados a la prestación de los diferentes servicios requiere limpieza previa, desinfección (sanitización) y esterilización, con el fin de prevenir el desarrollo de procesos infecciosos y contaminación cruzada.
  • Los recipientes de remojo y los baños de pies deben desinfectarse después de cada uso. Las mesas, sillas, lámparas y otras superficies deben limpiarse con regularidad utilizando una solución de jabón o de desinfectante.
  • En caso de derrame recoja el producto con un trapo limpio o papel absorbente y lave con abundante agua la zona del derrame, durante la operación de limpieza demarque la zona con avisos de precaución.
  • Trabaje con orden y limpieza. Recuerde que el orden es fundamental para evitar accidentes. Mantenga el área de trabajo ordenada, evite el exceso de botes de productos químicos y cosas innecesarias o inútiles.
  • Mantenga las mesas y vitrinas extractoras siempre limpias. Se tienen que limpiar inmediatamente todos los productos químicos derramados.
  • Limpie y ordene el material y aparatos después de su uso.
  • Mantenga cerrados los armarios del material limpio para evitar que el polvo los vuelva a ensuciar

2. Manejo Cuidadoso de Elementos Cortopunzantes:
Durante la manipulación, limpieza y desecho de elementos cortopunzantes, todo el personal dedicado a la estética facial, corporal y ornamental deberá tomar rigurosas precauciones, para prevenir accidentes laborales.


2.1 Recomendaciones:

  • Desechar los elementos cortopunzantes una vez utilizados, en recipientes de paredes rígidas y resistentes a la punción, los cuales deben estar situados lo más cerca posible al área de trabajo, para su posterior desecho.
  • No desechar elementos cortopunzantes en bolsas de basura, cajas o contenedores que no sean resistentes a perforación.
  • Evite tapar, doblar o quebrar elementos cortopunzantes, una vez utilizados
  • Seguir las recomendaciones del Manual de Gestión Integral de Residuos Hospitalarios en Colombia, adoptado mediante la Resolución 1164 de 2002.

3. Principios Generales de la Limpieza:

La limpieza antecede a los procesos de desinfección y esterilización, se debe realizar previo la aplicación de agentes desinfectantes o esterilizantes, con el fin de mantener efectiva la acción los productos utilizados para lograr la eliminación de la materia orgánica, detritos y suciedades presentes en los objetos antes y después de su uso. Las superficies y los equipos deben estar limpios. Para ello se deben respetar las frecuencias y procedimientos establecidos en el programa de limpieza e higiene implementados en cada establecimiento.


La suciedad actúa protegiendo a los microorganismos del contacto con agentes letales (como desinfectantes o esterilizantes) e inactiva los agentes limpiadores.
Las correctas y buenas prácticas del lavado son importantes para el cuidado de los materiales e instrumentos, así como para reducir la carga microbiana de las superficies.
Los equipos e instrumentos deben ser desarmados en partes y piezas para favorecer una adecuada limpieza de los mismos.


3.1 La limpieza generalmente comprende 3 tipos de acción:
3.1.1. Acción Mecánica.- Como frotar, cepillar o lavar con agua a presión.
3.1.2 Acción Química.- Uso de detergentes, detergentes enzimáticos y agua, necesarios para inhibir y disminuir la biocarga y las partículas de polvo. Hay que recordar que el agua tibia mejora las propiedades de disolución del detergente y las enzimas.
3.1.3. Acción Térmica.- Está referida al uso del calor (poder de limpieza del agua caliente) cuando se utilizan o no las lavadoras mecanizadas.

3.1. Principios básicos de limpieza

La limpieza es imperativa a todas las actividades del ser humano, es la accion protectora ante el riesgo de contaminacion por microorganismos que abundan en el polvo, depositos de basura y residuos alimentarios.

Cualquier actividad realizada por las personas genera movimiento de particulas que se suspenden en ell aire y se depositan sobre la superficie convirtiendose en nutrientes y habitat atractivo para los microorganismos sobre materiales, equipos y utensilios.

De arriba hacia abajo: iniciando por techos, luego paredes y puertas y por último los suelos.
De adentro hacia afuera: iniciando por el lado opuesto a la entrada
Iniciar de lo más limpio y terminar en lo más contaminado: evitando así la proliferación de microorganismos.
Las superficies deben quedar lo más secas posibles: la humedad favorece la multiplicación de los gérmenes.
Al cambiar de labor: es necesario lavar muy bien los guantes y desinfectarlos o desechar si es necesario
Evitar esparcir partículas de polvo: mientras realiza las actividades de limpieza, en el se encuentran las bacterias.
Use el sistema de dos baldes: para evitar contaminar soluciones.


4. Técnicas de asepsia

Definición: Son los diferentes métodos que se llevan a cabo para eliminaaar total o parcialmente los microorganismos patógenos o no patógenos de un medio (zonas, instrumental, equipos, entre otros)

Objetivo: Disminuir o evitar la infección en clientes o pacientes que ingresan a los centros de estética y a las personas que allí laboran

Procesos:


Limpieza. Método que busca disminuir o evitar los microorganismos en un area por medio de un barrido mecánico con agua y jabon.


Desinfección. Método que busca disminuir a cantidades mínimas los microorganismos por medio de procesos físicos o químicos

Esterilización. Destrucción de todos los microorganismos existentes en una zona local incluyendo las esporas. Esto se puede lograr mediante procesos físicos como el calor húmedo (autoclave) o mediante sustancias químicas.

Primer Grupo

Limpieza

· Instalaciones locativas
· Muebles
· Tocador
· Estantes
· Espejos

Segundo grupo

Limpieza y desinfecciòn frecuentes:

  • Pisos
  • Paredes
  • Techos
  • Bandejas
  • Carros y bandejas
  • Equipos eléctricos

Tercer grupo

Limpieza y desinfección después de su empleo

  • Peinillas
  • Tijeras y quitacutículas
  • Cuchillas de afeitar
  • Cepillos
  • Pinceles
  • pinzas
  • Palitos
  • Limas
  • Lencería
  • Capas
  • Camillas
  • Recipientes
  • Electrodos
  • Copas
  • Equipos de aparatología cosmética y sus partes

Cuarto grupo

Esterilizar o desechar en condiciones adecuadas

  • Cortopunzantes
  • Cualquier equipo o sus partes, herramientas, utensilios, y elementos contaminados, que entren en contacto con la piel o mucosas.


Propiedades de los desinfectantes
Para asegurar una eficiente limpieza y sanitización adecuada, las propiedades deseables de los desinfectantes son:


1. Tener acción rápida y de amplio espectro bactericida, fungicida, virucida, esporicida y ovicida, especificada en la etiqueta por parte del fabricante.
2. Mantener concentraciones activas en presencia de materia orgánica.
3. Tener compatibilidad con jabones y detergentes
4. Poseer óptima capacidad de limpieza.
5. Ser seguro en su manejo: No tóxico, no irritante, no producir daño a la piel, ropa, superficies de trabajo, o pisos.
6. No ser corrosivo para equipos, instrumental u otros materiales.
7. No ser tóxico para el personal, los usuarios y para el ambiente.

Precauciones Generales en el Manejo de Desinfectantes o Sanitizantes:


Las directrices de seguridad para el uso de desinfectantes son las siguientes:

  • Limpiar el lugar, la superficie o los instrumentos con anterioridad a la desinfección para exponer a los organismos patógenos al desinfectante.
  • Ceñirse a las especificaciones técnicas dadas por la casa fabricante en los instructivos o etiquetas.
  • Preparar soluciones empleando los elementos de protección personal requeridos para tal fin y los de barrera para no contaminarlo. Utilice utensilios y equipo para proteger las manos, piel, nariz, boca y ojos, tal como se indica en la etiqueta del producto (guantes, mascarillas, protectores oculares, bata, entre otros).
  • Las cantidades de solución a preparar deben responder a las necesidades reales, con el fin de racionalizar y optimizar el uso del desinfectante o sanitizante.
  • Las soluciones preparadas deben rotularse con: nombre del ingrediente activo, fecha y hora de preparación, y nombre de quien la prepara.
  • La vida útil de la dilución debe adecuarse a lo indicado en la etiqueta o instructivo del producto.

Tipos de desinfectantes


Aldehídos


La actividad de los aldehídos, básicamente formaldehído y glutaraldehído, está ligada a la desnaturalización de las proteínas y de los ácidos nucléicos por reducción química.
Los aldehídos destruyen muy bien las bacterias, los hongos microscópicos y tienen también una excelente acción virucida. Se emplean para desinfectar superficies, aparatos e instrumentos.


Hipoclorito de Sodio.


El hipoclorito es un compuesto que tiene capacidad germicida universal. En general se utiliza en forma de hipoclorito sódico, excelente desinfectante, bactericida, virucida. Es inestable y disminuye su eficiencia en presencia de luz, calor y largo tiempo de preparación, por lo tanto, la presentación comercial indicada es en envases oscuros y no transparentes.


Es altamente corrosivo por lo tanto no debe usarse por más de treinta minutos, ni repetidamente en herramientas, equipos y utensilios metálicos.
Hipoclorito de Sodio: Utilizado para desinfección de ambientes, la solución de hipoclorito de sodio tiene efectos irritantes para las zonas oculares, nasales y de vías respiratorias. Su límite permisible de exposición es de 0.5 ppm.

Requisitos para conseguir una máxima eficacia de los compuestos clorados:
1. Preparar la dilución en el momento de su empleo.
2. Utilizar recipientes que no sean metálicos.
3. Mantener el producto tapado y en un lugar fresco y protegido de la luz.
4. Respetar estrictamente la concentración recomendada según la necesidad.
5. No mezclar con detergentes y otros sanitizantes.
Para la desinfección de ropa contaminada blanca se puede utilizar cloro al 0,1%.
Para la desinfección o sanitización de material limpio no metálico (utensilios, equipos y herramientas) y baterías sanitarias, se pueden usar diluciones de hipoclorito de sodio a 5000 partes por millón. Para la sanitización ambiental se requiere una dilución de 2000 partes por millón.
2.3.2 Cómo preparar la Dilución de Hipoclorito de Sodio.


Ejemplo: Hipoclorito comercial al 5% y deseamos preparar al 0.5% (5000 ppm). Es necesario preparar 1 litro = 1000 cc de hipoclorito al 0.5%.
Fórmula : V= Cd X Vd
CC
Vd: Volumen deseado.
Cd: Concentración deseada.
C.C: Concentración conocida.

V: 0.5% x 1.000 c.c.:100 cc
5%
Se debe agregar 100 c.c. de hipoclorito de sodio al 5% a 900 c.c. de agua para tener 1000 c.c. de una dilución al 0.5%.
Esta dilución no es aplicable para uso doméstico, sólo para uso en establecimientos comerciales en donde se desarrollen actividades de estética facial, corporal, ornamental y afines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada